Assign a 'primary' menu

Impotencia en hombres jóvenes – ¿es estrés, obesidad u hormonas?

Una mirada a los foros de salud masculina alcanza para ver muchos jóvenes de 18, 19 o 20 años extremadamente preocupados por sus disfunciones eréctiles. Impotencia en hombres jóvenes es particularmente preocupante porque es un fenómeno nuevo.

En el pasado cercano, en la generación de nuestros padres, este problema no existía. La disfunción eréctil era un problema de abuelos, se asumía como parte del proceso de envejecimiento. El problema era el opuesto, lo difícil era mantener la situación bajo control en lugares públicos como la playa.

Pero es cierto que no había tantas alergias, ni obesidad, y que la diabetes tipo dos jamás aparecía en adolescentes.

¿Qué produce la impotencia en jóvenes? ¿Nervios? ¿Ansiedad? ¿Estrés? ¿Será pobre condición física, exposición a productos químicos dañinos o algo peor?

La disfunción eréctil en jóvenes que son supuestamente “demasiado jóvenes para ser impotentes” puede ser consecuencia de cualquiera de estas razones, solas o combinadas.

Vale preguntarse qué ha pasado en los últimos veinte años que está haciendo perder la fibra a tantos hombres jóvenes. Algunos no solamente tienen problemas para mantener una erección, también sufren de eyaculación precoz.

Vamos a ver los principales factores asociados con este fenómeno y dar luz a un fenómeno por demás oscuro para la salud física y mental de un hombre joven.

Obesidad

La obesidad está ligada usualmente a falta de ejercicio y una mala dieta – pobre en nutrientes y rica en sustancias dañinas; esa misma dieta es causante de disfunción eréctil.

Una dieta diaria basada en patatas fritas y comida chatarra, frituras y dulces va a llevarte a ganar peso muy rápidamente. No sólo va a sobrecargar tu cuerpo de grasa inútil y pesada para llevar a cuestas, también va a taponar venas y arterias provocando problemas circulatorios.

Y como si esto fuera poco, muchos de los productos químicos utilizados como estabilizantes, mejoradores de sabor, colorantes y conservantes actúan como estrógenos en el cuerpo, cambiando el equilibrio hormonal y afectando la cadena completa (desde las glándulas, hasta los procesos afectados por las hormonas).

Hablando claro: la triple hamburguesa con papas y gaseosa no solo engorda, feminiza. Y, obviamente, un cuerpo feminizado no es compatible con erecciones saludables.

Ansiedad y estrés

Una de las principales causas de disfunción eréctil en hombres jóvenes saludables es la ansiedad o tensión sexual.

Muchos hombres jóvenes se ponen muy nerviosos por falta de confianza y eso los lleva a una reducción en la capacidad eréctil.  Esto puede deberse a:

  • Tener miedo de que ella no lo disfrute
  • Estar preocupado por el tamaño, y lo que ella puede pensar
  • Pensar que no es capaz de cumplir con las expectativas de la compañera
  • Miedo de tener una eyaculación precoz
  • Miedo de ser comparado con amantes anteriores y no estar a la altura de las circunstancias
  • Estar enamorado de otra

Estas condiciones particulares pueden llevar tiempo en ser superadas. Se necesita recurrir a técnicas de relajación en conjunción con métodos de mejoramiento de autoestima para realmente mejorar tu disfunción eréctil.

Porno

En años recientes se ha visto una explosión de porno gratis en internet. Es muy tentador y conveniente,  y ha llevado a muchos hombres jóvenes a tener problemas eréctiles.

De acuerdo con estudios realizados en el área, mirar mucho porno agota las reservas de dopamina (la hormona responsable del deseo sexual), y lleva a la mente a estar desensibilizada.

Esto se transforma en un problema muy serio cuando un hombre se encuentra con una mujer. Las ideas preconcebidas de lo que significa sexo compartido pueden ser diametralmente opuestas.

Y el hombre, además de este problema de relacionamiento, se encuentra con que necesita imágenes fuertes para excitarse.

Abstinencia de ver porno es necesaria para resolver este problema.

About the Author Jon