Assign a 'primary' menu

Masturbación y eyaculación – Retrasa la eyaculación y mejora el control

¿Cómo se relacionan la masturbación con la eyaculación? La respuesta más simple es: cuando te masturbas, eyaculas.

Pero, ¿es realmente así?

La verdad es que no es imprescindible eyacular. Puede ser confuso para muchos hombres y adolescentes el no saber si es bueno para el cuerpo eyacular cada vez que te masturbas o no. La información es altamente contradictoria. No es clara la frecuencia ideal de masturbación y eyaculación. ¡Algunos dicen que debe ser frecuente y otros recomiendan lo contrario!

¿Puede la masturbación reducir el deseo sexual?

Masturbarte con demasiada frecuencia puede de hecho reducir el deseo sexual a largo plazo dejándolo dañado. Hábitos pobres de masturbación como el acabar muy rápido y muy frecuentemente, masturbarse con una erección incompleta y masturbarse bajo el efecto de drogas pueden causar daño temporario.

Afortunadamente, el daño causado por excesiva masturbación puede ser reparado; pero puede llevarle un tiempo a tu cuerpo recuperar el equilibrio, y puede ser difícil encontrar el balance adecuado nuevamente. Gracias a técnicas de retención de la eyaculación, es posible, para la mayoría de los hombres, poder seguir respondiendo por períodos largos en la cama e incluso tener orgasmos secos.

Esas técnicas son efectivas para mejorar la salud sexual cuando se las combina con comida que incrementa la libido, suplementos, y hábitos que ayudan a mejorar el deseo sexual diariamente. Hombres jóvenes Hay evidencia de que hombres que se masturban hasta tres veces por día, todos los días, durante los años adolescentes y los veintes tempranos pueden sufrir de deseo sexual débil y bajos niveles de testosterona más tarde en su vida.

Esto no significa que debas abstenerte completamente de la masturbación y eyaculación. Significa que debes tener control sobre qué tan seguido lo haces. Recuerda: demasiada eyaculación es mala y no suficiente es mala también. Masturbación regular pero no muy frecuente es óptima para la mayoría de los hombres.

Debes eyacular algunas veces, pero debes guardarlo para los momentos correctos solamente. Puedes masturbarte sin eyacular para tener más control, durar más en la cama y mejorar la calidad de la erección. ¿Qué tan seguido un hombre debe masturbarse? La frecuencia de masturbación dependo de la edad. Adolescencia En la adolescencia es cuando se tiene mayor deseo y menor control.

Si quieres disfrutar de una sexualidad saludable en el largo plazo, este es el momento de aprender. Cuatro a cinco veces por semana es una frecuencia razonable y no excesiva. Por supuesto va a haber momentos donde la necesidad es mayor, pero como regla general, intenta no sobrepasar estos límites.

Los veintes

Los veintes son más activos en compañía dinámica. Si te masturbas con la frecuencia de la adolescencia, tu deseo se va a ver reducido y con el tu capacidad de atraer compañía sexual. Tres a cuatro veces por semana es lo máximo que deberías masturbarte.

Sí puedes tener sexo más frecuentemente; pero, especialmente en los veintes tardíos, demasiada masturbación va a afectar tu deseo sexual y energía. Mucha masturbación puede reducir los niveles de testosterona y dejarte con erecciones débiles. Toma en cuenta que si te masturbas con demasiada frecuencia esto va a suceder, pero no inmediatamente, sino más tarde en la vida.

Los treinta

Esta es la etapa en la vida donde el sexo en pareja suele ser más regular y frecuente. En este caso puedes no necesitar masturbarte. Si vives solo, o tu pareja se aleja por un par de semanas, masturbarse dos o tres veces por semana es una frecuencia óptima.

Los cuarentas y cincuentas

En la cuarta y quinta décadas, la frecuencia depende mucho de los niveles de testosterona. La testosterona muscular comienza a decaer a partir de los 35, afectando el deseo sexual.

Masturbarte ocasionalmente puede ayudarte a incrementar el deseo sexual y mantener la libido activa. En este período, dos eyaculaciones por semana (dejando tiempo entre ellas) es una frecuencia razonable.

Los sesentas

Es posible que algunos hombres pierdan su deseo sexual o vean reducida la capacidad eréctil, especialmente si abusaron de la masturbación en los años tempranos. La estimulación va a mantener los niveles de testosterona más altos, ayudando a la salud general del cuerpo. No lo hagas más de dos veces por semana.

Es bueno masturbarse en esta etapa para mantener una libido saludable, pero demasiada frecuencia puede llevar a erecciones débiles.

¿Es mejor eyacular cada vez?

Una buena forma de controlar tus niveles de testosterona es controlar la eyaculación. Puedes masturbarte por más de veinte minutos y no eyacular completamente. Haz esto en la mañana cuando tu mujer o tu novia están fuera de casa, y vas a ser un toro en la cama cuando ella vuelva.

La masturbación es una estimulación sexual que ayuda a “recordar” al cuerpo que tiene testosterona y estimula el deseo sexual. Pero no lo hagas demasiado seguido o demasiado rápido. Masturbación y eyaculación demasiado frecuentes van a tener efectos negativos y agotar los depósitos de energía.

Abstinencia completa de masturbación y eyaculación Puedes haber escuchado de las prácticas orientales que recomiendan la abstinencia completa de masturbación y eyaculación. Algunos monjes budistas consiguen vivir en completo celibato.

Hay incluso un cantante muy conocido que dice usar el control sobre la eyaculación como forma de mantenerse saludable. Si ellos lo pueden hacer, ¿por qué no tú? Meditación Los monjes budistas son entrenados desde temprana edad en las prácticas de meditación. Sólo canalizando la energía sexual a través de la meditación, ellos consiguen mantenerse sanos y abstenerse de eyacular completamente.

Aún cuando consiguen su cometido, muchos pierden el deseo sexual después de un tiempo. El conocido guía espiritual Osho solía decir que con la meditación regular y profunda uno no abandonaba el sexo, el sexo lo abandonaba a uno. ¿Es realmente una buena idea?

Salvo en el caso en que eres un profesional meditando y puedes llevar a cabo estas prácticas de canalización eficientemente, te recomiendo que no te abstengas completamente. La espiritualidad y el ser hombre no son actividades encontradas.

Mantener tus niveles de testosterona altos, mantiene el cuerpo y la mente afinados. Masturbación y eyaculación aumentan la testosterona En mi caso personal, encuentro que abstenerme demasiado de eyacular lleva a un decrecimiento de mis niveles de testosterona y deseo sexual.

Cada persona es diferente y este podría no ser tu caso. Inhibir completamente la eyaculación es como poner tu libido en un armario y cerrar la puerta. Algunas veces debes masturbarte para recordarle a tu cuerpo que eres un hombre y aumentar los niveles de testosterona.

Aún en los casos en los que no tienes deseo, si no has eyaculado en un largo tiempo, puedes usar la masturbación como un método eficaz para devolverle el deseo sexual a tu vida. Un punto importante: No eyacules muy rápido.

Puede tener efectos negativos. Evita acabar rápido a toda costa. Si tienes problemas para controlar la eyaculación, sigue esta técnica específica para tener gran control de la eyaculación e incrementar la libido.

About the Author Jon